lunes, 22 de agosto de 2011

RITUALES - LIMPIEZA DE NEGATIVIDAD PARA EL HOGAR

Por Maite Rojo 

PARA PURIFICAR Y LIMPIAR LA CASA DONDE RESIDES HABITUALMENTE



Necesitas: varias turquesas, una vela marrón, un puñado de romero, otro de ruda, incienso y mirra puros en grano, carboncillo vegetal, cerillas de madera, un platito metálico o quemador de incienso y un recipiente no muy grande de cristal.

Las turquesas tienen que ser de 2 o 3 centímetros y tantas como habitaciones y recintos tengan la casa, incluido baño, pasillos, cocina y hall de entrada.


Mejor día de la semana sábado y con la Luna en fase de cuarto menguante.

Los minerales tienen que estar preparados, limpios, purificados, cargados y debes programarlos para que no dejen que entre la negatividad en la casa, puedes prepararlos todos a la vez, no tiene que ser por separado.

Enciende el carboncillo sobre un platito metálico y echa sobre el un poco de incienso, mirra, una pizca de romero y otra de ruda. Tienes que llevarlo por todas las habitaciones de la casa, pasarlo bien por toda la superficie, incluidos rincones, con las ventanas y puertas cerradas, y dejándolo unos 15 minutos en cada una de las habitaciones, enciende cuantos carboncillos, incienso, mirra, romero y ruda que necesites pero que no quede ningún punto de la casa sin purificar (incluido baño, cocina y hall), cuando termines en una habitación, antes de pasar a la siguiente, abre la ventana y ventila. Tira a la basura los restos del platito.

Cuando este toda la casa preparada, enciende la vela marrón con una cerilla de madera y coloca a su lado derecho, en un recipiente de cristal, las turquesas cubiertas con un poco de ruda y de romero mezclados, deja que se consuma totalmente la vela, retira las piedras y distribúyelas por la casa, una en cada habitación, las puedes colocar sobre armarios, encima de los muebles o dentro de ellos, donde te parezca mejor, pero procurando que estén en sitios donde no los puedan tocar personas ajenas a la familia. Las hierbas tíralas a la basura.

Mientras realizas todo el trabajo de "purificación" debes concentrarte y visualizar como “sale” de todos los puntos de la habitación la energía negativa y después se va por las ventanas, debes pedir que ninguna energía nociva quede en ella y no pueda volver a entrar.

Este ritual es conveniente repetirlo cada tres meses o cuando creas que hace falta.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...